Recientes

El playboy dominicano más famoso


 Porfirio Rubirosa- Rubi. El playboy dominicano más famoso en su época. En el día que se conmemora su trágico fallecimiento.


Nació el 22 de enero de 1909, hijo del general María Pedro Rubirosa y la señora Ana Ariza de Rubirosa. 


El padre de Rubirosa estaba siempre metido en una batalla a favor de los gobiernos de Juan Isidro Jiménez. Luego bajo acuerdo, fue gobernador de San Pedro de Macorís, Samaná y el Seibo. En 1914 cansado de la guerrilla y los desacuerdo políticos acepta el puesto de diplomático en Saint Thomas, luego en París y por último en Inglaterra.


El vivir en diferentes países fue para Rubirosa un mosaico de conocimiento que aumento y fomentó su inquieta vida de aventurero. A parís llega a los 6 años y vuelve al país a los 19.


Cabe destacar que para principio de siglo , nuestro país se caracterizaba por un atraso de todos los niveles de la sociedad, para Rubirosa el haber viajado a Francia , le daba una ventaja enorme ante los jóvenes nacidos y criados aquí.


Nunca fue dado a ser serio, estudioso o responsable en nada, su padre lo internó en varios colegios pero en ninguno mostró afinidad por los estudios.


Siempre decía que amaba los deportes, los bailes, las fiesta y las mujeres. Desde muy jovencito mostró ser vivaracho, mostró ser astuto, hábil e inteligente hablaba tres idiomas el ingles el francés y el español y podía hablar un poco de Alemán y portugués.


Dicen de Rubirosa en su biografía , que los jóvenes de su edad, se burlaban de él, por que a los 15 años todavía usaba pantalones cortos, una costumbre del campo de ponerles pantalones largos cuando se consideraban hombres.


En 1925, cumple los 16 años, por fin se pone pantalones largos y lo celebra en grande, busca sus amiguitos, siempre era muy amistoso, visitaron bares, bebieron, bailaron y por supuesto que las prostitutas no faltaron.


Su padre se traslada a Londres como representante Diplomático y deja inscrito a Rubirosa en la ciudad francesa de Calais por estar más cerca de Londres.


Libre de autoridad paterna, Rubirosa comienza a vivir a su antojo conoce a su amigo predilecto Ali Khan, hijo de un millonario líder religioso musulmán, y quien después se convertiría en otro playboy.


Rubirosa y Khan hicieron de París, otro paraíso terrenal, ambos olvidaron sus responsabilidades , para dedicarse a la vida nocturna.


En 1928 Pedro Rubirosa , el padre , regresa a Santo Domingo, dejando a Porfirio en Francia , sintiéndose bastante defraudado de su hijo.


Porfirio, sin dinero trató de sobrevivir como buen dominicano, bailó en clubes nocturno, en la calle y otras actividades, pero llegó el momento en que no aguantó más y acostumbrado a la vida fácil prefirió volver a su país.


Aprovechó un barco que venía para República Dominicana y de polizonte se coló , llegando a Puerto Plata; viajó a Santiago a donde unos amigos de su papá , donde fue recibido y hospedado. Luego llamaron a su papá , para que fuera a buscar a su hijo.


Aunque Santo Domingo no era París, Rubirosa trató de acomodarse lo mejor que pudo. 


Su familia se había mudado al barrio San Lázaro de Santo Domingo, donde instaló un ring de boxeo con lo cual se buscaba unos pesos haciendo cartelera de boxeo con otros jóvenes dominicanos. Sus beneficios económicos siempre iban a parar a los prostíbulos. Abandona la Capital a acompañar a su padre enfermo a San Francisco de Macorís.


La economía familiar no estaba muy buena y don Pedro muere en 1930. Rubirosa para su sostenimiento , da clases de francés en un liceo, completó su bachillerato y formó un equipo de fútbol y uno de natación.


Volvió a la capital, a vivir a donde su cuñado Sánchez Lutrino , quienes lo ayudaron a ir a la universidad a estudiar leyes. Rubirosa siempre cherchoso, agradable comunicativo y con muy buena presentación logra llamar la atención donde quiera que iba, se dice que un día visitando el Country Club, coincidió con el dictador Trujillo quien observó con cierta atención a este joven y su grupo de amigos.


Como era normal el tirano trató de saber de quien se trataba, mandándolo a buscar y conversando con el joven. Al conversar con Trujillo, Rubirosa dejó muy buena impresión, aparte de resultarle familiar, porque Trujillo conocía a su padre.


Rubirosa se había convertido en el tiguerón del barrio, era el solicitado por todos, y el enamorado de todas, uno de esos días andando por el Conde y enamorando a cuantas jóvenes que pasaban por su lado, le dijo algo a la sobrina de don Suso García frente al bar 22-22 propiedad de Don Suso.


Como la sobrina vio a su tío en el momento en el que Rubirosa le susurró al oído un piropo, la joven se alarmó y se quejó con su tío diciéndole que Rubirosa le había faltado el respeto. Don Suso tenía fama de peleador pero desconocía que Rubirosa era boxeador, el tío enfrentó a Rubirosa en forma desafiante y Rubirosa le respondió que no quería problemas, pero el tío insistió y atacó al romeo enamorado, en segundos, el pobre don Suso,  estaba noqueado por Rubirosa en plena calle el Conde.


Cuando se fue a su casa, pasó uno de los casos más curiosos con la sobrina de don Suso, quien lo estaba llamando para preguntarle que era lo que quería decirle.


RUBIROSA EN EL EJÉRCITO


No se sabe exactamente como Rubirosa llegó al ejercito, pero hay dos versiones:


1: Trujillo deseaba que jóvenes inteligentes se integraran al ejercito por que la mayoría eran campesinos sin cultura e invitó a Rubirosa a formar parte del ejercito.


2: La familia de Rubirosa le pidió a Trujillo, que lo introdujera en el ejercito para darle formación de hombre.


Trujillo lo designó miembro  de su escolta personal, le gustaba estar rodeado de personas con buen porte. Rubirosa en el ejercito era como un diamante entre vidrios, su personabilidad, amabilidad, respeto, porte y personalidad. Rubirosa vestido de oficial con un traje mandado hacer por él mismo y con su propio dinero, pronto llegó a llamar la atención de algo en muy especial Flor de Oro, la primera hija de Trujillo.


RUBIROSA Y FLOR DE ORO TRUJILLO


No era una mujer muy hermosa pero el solo hecho de ser la hija del tirano le imprimía solemnidad.


En 1932 a sus 17 años llega al país Flor de Oro Trujillo, quien había sido enviada a estudiar a Francia. Para recibirla se había preparado una comitiva en el Puerto de Santo Domingo, donde todos los altos funcionarios, edecanes y militares, estaban preparados para recibir a la hija del dictador como si fuera una reina de un país extranjero.


Tan pronto el barco llegó al puerto, la hija del dictador bajo corriendo y corrió a abrazar y a besar a su padre y detrás del tirano estaba Rubirosa y al mismo tiempo que abrasaba a su padre se comía con los ojos a Rubirosa.


Trujillo y su familia decidieron pasarse unos días en la residencia campestre de San José de las Matas.


Flor de Oro se paseaba todas las tardes a caballo, sola, pasaba por los cuarteles en busca de alguien, una de esas tarde Rubirosa se percata, toma otro caballo y la alcanza, conversan entre risas y le roba un beso. Rubirosa fue muy cuidadoso, pero alguien le sopla al jefe y caen rayos y centellas sobre Rubirosa, es confinado a la fortaleza de San Francisco de Macorís, aún así le envía un papelito la frase de amor a Flor de Oro.


Ella al saber donde el está le llama por teléfono y así se comunican. Ella le pide que desea verlo en una fiesta que van a celebrar en Santiago en su honor en el fin de semana, él responde que ahí estará. Inventa una mentira y solicita un permiso para ir a Santiago a visitar al DR Grullón por que tenía problema de amigdalitis  El permiso fue concedido.


Llegó a la fiesta y para sorpresa de todo el mundo, ahí estaba Rubirosa con la hija del jefe ante los ojos de todo el mundo, esto significaba una claro desafío a la orden del tirano.


Las consecuencias no se hicieron esperar, Rubirosa fue dado de baja a la salida de la fortaleza, le acompaño el teniente Amable Castillo su amigo quien luego le informó que se escondiera por que Trujillo había llamado al coronel Ludovino Fernández para que le hiciera desaparecer Inmediatamente. Rubirosa se escondió en una finca, armado de un revólver .


Flor de Oro fue encerrada como castigo por desobedecer a su padre.


Rubirosa cansado de estar solitario decidió irse a esconder donde su abuela, recibiendo la noticia de que el día anterior a su legada, tres esbirros lo fueron buscando.


Su madre había viajado urgentemente a la casa de su abuela encontrándola Rubirosa al llegar.


Flor de Oro presionaba a Trujillo diciéndole que no comería, que lo único que quería era casarse con Rubirosa. Trujillo argumentaba que ese teniente había traicionado su confianza.


La madre de Rubirosa solicitó una entrevista con Trujillo, fue concedida, comunicándole al mismo dictador, que no había nada de malo que un Rubirosa se casara con un Trujillo.


El tirano ante la explicación de la madre dijo "Entonces lo que tienen que hacer es casarse."


Rubirosa fue mandado a buscar. Flor de Oro fue informada del noviazgo. Se fijó una ceremonia familiar donde los novios se entregaron los repectivos anillos y se fijó el compromiso.


El sábado 3 de diciembre de 1932, se llevó a cabo la famosa boda con todos los lujos que el dinero puede comprar en San José de las Matas. La conformación de la boda estuvo a cargo del ex presidente monseñor Nouel.


La familia Rubirosa paso de la miseria económica a ricos de la noche a la mañana, muchos familiares tuvieron buenos empleos.


Rubirosa no abandonó su vida de parrandero, razón por la cual fue cancelado y reintegrado al ejercito con el rango de capitán. Los esposos eran amigos de los gastos excesivos, lo que sumió en dificultades económicas a la pareja.


Rubirosa logró conseguir los $50.000 pesos que Trujillo les regaló con el objeto de comprar una draga para excavar el Puerto de Santo Domingo, que estaba en construcción. La draga fue alquilada a un ingeniero boricua llamado Felix Benitez Rexach, este no le quiso pagar el alquiler a Rubirosa y este amenazó con matarlo.


El boricua fue donde Trujillo y le contó lo que quiso. Haciendo que Trujillo prohibiera molestar al boricua


Trujillo fue operado de la prostata, en ese momento no había espacio para el rencor, la familia se reúne, Flor de Oro y Rubirosa son los encargados de atender al doctor que cuidaba a Trujillo y al mismo tirano.


Después que Trujillo mejoró de salud las cosas volvieron a ser como antes, Rubirosa le dijo a Flor de Oro que desea salir del País, se fueron a Nueva York, casi sin dinero, Flor de Oro lamentó haber tomado esta decisión, Rubirosa se la pasaba jugando juegos de azar y cuando esta se quejaba recibía una buena golpiza.


El dictador le envía un telegrama a Nueva York informándole a la pareja, que Rubirosa había sido elegido para Diputado. Vuelven al país, Rubirosa y Flor de Oro en 1934. En 1935, Trujillo envía a Rubirosa para dirigir el asesinato del licenciado Morales ; eligieron la noche del domingo 28 de abril de 1935 para asesinarlo, al llegar tocaron la puerta, y abrió la señora Carmine Higgs quien al ver los asesinos salió corriendo a la cocina el licenciado Morales había salido a cenar con unos amigos y quien estaba en el apartamento era el Doctor Bencosme hijo del general Ciprian Bencosme asesinado por Trujillo.


El doctor Bencosme estaba en el baño afeitándose, cuando salió a ver quien había llegado, recibió dos balazos mortales; quien haló el gatillo fue el primo de Rubirosa, Chichí Rubirosa.


Los Rubirosa fueron solicitados por la autoridad norteamericana. Chichí Rubirosa se escondió en el país y Rubirosa tenía inmunidad diplomática, como regalo recibió un puesto diplomático en la embajada dominicana de Alemania, en 1936 fue envido a la embajada dominicana en París.


Flor de Oro desesperada por los maltratos, los abusos, la vida nocturna escandalosa de Rubirosa, decidió viajar de París a Santo Domingo para hablar con su padre sobre Rubirosa.


Inmediatamente Trujillo se enteró de como andaba el matrimonio, ordenó el divorcio.


El divorcio se llevó a cabo el 31 de enero de 1938, pero Trujillo se apropió de todas las propiedades para que Rubirosa no heredara nada.


Rubirosa fue cancelado de su puesto de diplomático y declarado persona no grata en la República Dominicana. Trujillo jamás perdona una afrenta, su mente jamás olvidaba, cualquier acto, que él ofensivo o humillante Rubirosa tenía que pagar el precio de la humillación de su hija.


Se enviaron los matones a París para enviar al otro mundo a Rubirosa, pero este tipo tenía buena suerte, se escondió y los matones volvieron sin cumplir su misión.


En agosto de 1938, la Guerra Civil española, y muchos ricos huyen y dejan sus riquezas.


Un joyero español llamado Basilio Beijas y el Polaco Johny Kohanne se comunican con Rubirosa con el objetivo de ir a España a buscar joyas y dinero en efectivo valiéndose de su pasaporte diplomático que todavía no había sido retirado.


Danielle Darrieux  y Rubirosa


Rubirosa toma prestado el carro del embajador, viaja a España acompañado del Polaco, el viaje tiene su peligros, pero el pasaporte y el carro diplomático, facilitaron la tarea, en el viaje de vuelta Rubirosa hace desaparecer al polaco, se queda con la mayor parte del dinero y las joyas y le dice a Beijas que el polaco fue muerto cuando cruzaban la frontera y que las tropas y que las tropas le habían robado parte del dinero y las joyas.


Lo extraño del caso es que el carro no tenía señal de que había sido atacado. Más tarde se ve a Rubirosa, como en sus mejores tiempos


Los crímenes cometidos por Rubirosa de vez en cuando le causaban algunos que otros problemas con la justicia, pero siempre se escabullía.


Doris Duke Y Porfirio Rubirosa


Poco después, se casó con Doris Duke, rico propietario de la "tabaco de Duke, Inc.". El matrimonio duró poco, pero permite una mejor disponibilidad económica para el diplomático dominicano a quien los reporteros de la "jet set", identificado como "Rubi".

El divorcio con Doris Duke fue seguido por el famoso romance con la actriz Zsa-Zsa Gabor. La estrella de cine bien conocida había comentado en Los Ángeles, California, que le gustaría tener un romance con Rubirosa para vengarse de la relación que supuestamente su esposo George Sanders tuvo con la ex-esposa (Doris Duke), del diplomático dominicano .


Zsa Zsa Gabor y Rubirosa


Rubirosa, el hombre ricos consciente de los comentarios de la atmósfera en la que desarrolló, esperaba su oportunidad con Zsa Zsa-. En el invierno de 1952, Trujillo llegó a Nueva York y se quedó en el Hotel Plaza, donde también residía la bella actriz. Rubirosa inició el asedio de Zsa Zsa-, la organización de las rosas rojas a su más hermosa que podía conseguir en el hotel. Su habitación estaba llena de flores prácticamente.


Ava Gabor


Poco después, Rubirosa alquiló una habitación contigua a la que Zsa Zsa ocupaba, Rubirosa terminó por convencer a la actriz para que le abriera las puertas de su habitación . Días después, el mundo sabía que el nuevo romance del play-boy de la Rep. Dom. con la hermosa joven de ojos azules. También el mundo sabía de los ojos ennegrecidos de la actriz, anunciando una pelea con Rubirosa. Años más tarde, el diplomático dominicano se casó con Ava Gabor, hermana de Zsa Zsa-, 


Sus tareas diplomáticas se mezclaron siempre con escándalos amorosos. En 1953, por ejemplo, el heredero de Reynolds Tobacco, Inc., Richard Reynols, acusó a su esposa de adulterio. 


Los escándalos por el adulterio alcanzo tal magnitud , que Trujillo lo suspendió momentáneamente de sus funciones. Pero sus aventuras amorosas diversas convergieron de nuevo hacia otra rica heredera , Barbara Hutton, nieta del fundador de la cadena norteamericana de tiendas Woolworth. Zsa-Zsa Gabor, quien lo acompañó en ese momento, se enojó mucho cuando se enteró de que Rubi se deslizó a casarse con la Hutton. En una discusión, Zsa Zsa-lo empujó hacia la puerta. Rubirosa reaccionó dándole un golpe en el ojo. En su conferencia de prensa al día siguiente, Zsa Zsa-dijo: "Rubi me ama . Rubirosa en español significa rosa roja, para mí significa ojo negro . Un hombre sólo golpea a una mujer si él la ama profundamente..".


Con ese escándalo, Rubirosa se casó con Barbara Hutton, el 30 de diciembre de 1953, ella se había casado cinco veces antes, y Rubirosa ya se había casado cuatro veces.


En la luna de miel, Rubirosa conoció Zsa-Zsa Gabor . Voló a Phoenix en su avión privado que había comprado por la suma de $ 200.000 dólares. Parte del dinero era de los $ 250.000 que Hutton había depositado en la cuenta personal de Rubirosa. El diplomático dominicano había dicho antes de que él no estaba interesado en el dinero de la rica heredera.


El 20 de febrero, Rubirosa disolvió el matrimonio.".


El romance con Zsa Zsa-duró hasta 1955. 


Odile Rodin Y Rubirosa


En aquellos días, Rubirosa se entera de otro asesinato político: la desaparición del profesor Vasco Jesús de Galíndez, que ocurrió en los Estados Unidos el 12 de marzo de 1956. El crimen fue atribuido a Trujillo. El diplomático dominicano negó la implicación en este crimen.

Ese mismo año (1956) Odile Rodin dejó su carrera artística con el fin de casarse con él. Ella tenía 19 años. Mientras tanto, Rubi siguió jugando Polo y participando en las carreras de automóviles en su Ferrari y seguía dándose los placeres en las cumbres más altas de la opulencia.


Su caída, sin embargo, no duró mucho en llegar. En 1960 el régimen de Trujillo fue sancionado por la Organización de los Estados Americanos (OEA). Rubirosa, siempre activo en la defensa del régimen que le dio fama y dinero, trató de organizar un encuentro entre el padre del presidente norteamericano John F. Kennedy y el dictador dominicano. Esa reunión, se hizo en alta mar, por la protesta sistemática de los congresistas del Norte de América.


Rubirosa se mantuvo fiel a Ramfis Trujillo y los demás empleados civiles del régimen trujillista, cuando el dictador fue asesinado el 30 de mayo de 1961.


Fue despedido de su cargo de inspector de embajadas en 1962 por el Consejo de Estado.


"Al perder su inmunidad diplomática - uno de sus biógrafos dice - el fiscal de distrito de Nueva York le preguntó sobre la desaparición de Sergio Bencosme en 1935 y Jesús Galíndez, profesor de la Universidad de Columbia, en 1956 declaró que no sabía nada al respecto de esos crímenes ".


El 5 de Junio de 1965, mientras que en su país estaba desarrollando una revuelta armada , Porfirio Rubirosa perdió el control de su Ferrari, estrellándose contra un árbol. Tenía 56 años cuando su vida terminó en la "Avenida de la Reina Margarita".


Texto: Henry Espinal

Fuente: Historia Dominicana en Grafica