Recientes

Roberto del Castillo ahogado por prostitutas venezolanas en El Súper Poder




Roberto del Castillo ahogado por prostitutas venezolanas en El Súper Poder
Por Tito Valenzuela


Rep. Dom. Son muchas las enemistades dominicanas y extranjeras que he ganado desde que inicié mi lucha solitaria para que las autoridades no permitan el desplazamiento de las dominicanas de los programas de la televisión nacional, para en su lugar, colocar a prostitutas venezolanas, que representan a la oligarquía antisocialista de esa gran nación sudamericana.
Autoridad alguna le ha importado el problema y el desplazamiento ahora incluye a dominicanos.
  El turno le está por llegar al artista Roberto del Castillo a quien se le nota ahogado y abrumado por el poco tiempo que se vislumbra le queda en el programa El Súper Poder que se trasmite al medio día por el SuperCanal 33 estación televisiva que protege a venezolanas que huyen de su país, en especial a prostitutas con carnet de locutoras.
  De buenas a primera colocaron a la primera prostituta venezolana al lado de Roberto del Castillo, luego a un amanerado y ahora otra de esas chicas que enseñan y dan todo para lograr sus objetivos. Tengo la impresión que antes de enero el cantante de Jhonny Ventura quedará fuera del staff de El Súper Poder. Ojalá que esta predicción no su cumpla y de hacerse realidad también espero que la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía adopte medidas que impiden a las dominicanas seguir siendo desplazadas de la radio y la televisión.
  Nunca me cansaré de escribir y acusar a esas locutoras venezolanas de ejercer la prostitución de alto nivel. La venta de sus cuerpos a través de la sensualidad que exhiben sin pudor es la clara demostración de que son prostitutas modernas, de las redes, con buenos perfumes, ropa cara, perfecto léxico y un refinamiento a toda prueba. Sin embargo, esas características no me engañan. Los informes, de buena fuente, es que estas locutoras tienen como segunda prioridad seguir colocando a otras de similar condición aunque las televisoras dominicanas queden sin personal criollo.

No hay comentarios